Los taxis que evitaron la derrota de Francia

https://i1.wp.com/www.cheminsdememoire.gouv.fr/image/Est/Marne143BataillePhotoShatXL.jpg

Momento de la Batalla del Marne

Corrían los primeros meses de la Primera Guerra Mundial, hacia septiembre del 1914, y el ejército alemán avanzaba rápidamente por el territorio francés, y se encontraba a sólo 40km. de París, que se había convertido en un fortín a la espera de las tropas germanas.

Renault 8CV Taxi Marné
Uno de los taxis

El 5 de septiembre, ambos ejércitos se encontraron en las riberas del Marne, a sólo 30km. de la capital, pero la encarnizada lucha acabó con una victoria alemana. El entonces encargado de la defensa, Joseph Galliéni, recurrió a llamar todos los taxis de la capital para el transporte de las tropas hasta el frente.

En aquella época no existían medios de transporte militar, así que aquellos soldados a bordo de más de 1000 Renault 8CV (luego renombrados Renault Marne en honor a la batalla) protagonizaban la primera operación de infantería motorizada de la historia. Aquellos automóviles eran los primeros que usaban taxímetro que contaba tiempo y distancia, creados en 1906, con 2 cilindros y 9 caballos de potencia (y no 8).

https://i2.wp.com/quhist.com/wp-content/uploads/2010/03/taxis-del-marne.gif

Taxis transportando a los soldados

Louis Renault fue así considerado un héroe nacional al acabar la guerra, pero los verdaderos merecedores de este título fueron los miembros de la Brigada de Taxis de Marne, que salvaron un país de la derrota.

Anuncios

Fósiles tecnológicos

Christopher Locke ha presentado recientemente esta colección de fósiles tecnológicos, piezas de la tecnología que muchos hemos usado. Aunque hoy en día éstos se consideran anticuados. Por eso Christopher Locke ha decidido poner a la venta estos fósiles tecnológicos, con los que quiere con los que quiere mostrarnos lo olvidados que están.

Aunque, pensándolo bien, son unos bonitos pisapapeles XD. Hay Joysticks, cassettes, Gameboys, discos duros… Todos fosilizados por Chistopher Locke.

Estos fósiles valen unos 60 € (así que me lo pensaré…).

Si aún quieres uno, entra aquí.

La generación espontánea

Un ser vivo es tan distinto a una roca que resultaba difícil explicar su aparición. Recurrir a Dios servia como causa inicial pero, ¿Cómo explicar cada bichito de suelo? ¿de donde salían los gusanos de la carne envejecida? Enfrentados a este problema hubo quien sugirió que la vida surgía espontáneamente a partir de materia inerte.  Como el oxido aparece sobre los metales. Claro que esto llevaba a curiosas conclusiones. [^` Leer más de esta entrada

La foto con más resolución (26 Gpxls) de la historia

A los humanos nos obsesiona romper récords mundiales. En está oportunidad le toca a la fotografía, con una impresionante foto de 26 gigapíxeles de resolución, unos impresionantes 297.500 × 87.500 píxeles.

La ubicación de la fotografía es en la ciudad de Dresden en Alemania, desde lo alto del edificio “Haus der Presse”, fue usada una Canon EOS 5D Mark II (con un lente de 400 mm) y el resultado es la suma total de 1.655 fotos individuales. Lo cual significó más de 100 GB para procesar.

Al final tenemos una preciosa y gigante fotografía de la ciudad, en la cual podemos pasear hasta niveles increibles. Hay tanto detalle en la foto que puedes pasar un buen rato disfrutando de ella. No te pierdas el video con todo el proceso, aquí abajo. Leer más de esta entrada

Como se asaltaba un castillo medieval

Habitualmente, después de un tiempo de asedio a un castillo llegaba el momento del asalto al mismo. Si el asedio no había cumplido el objetivo de rendir el castillo, había que echar mano a las armas de asalto. También es cierto que en ocasiones no había asedio y se pasaba directamente al asalto.  Leer más de esta entrada

Las torres de asalto medievales

Torre de AsaltoLas torres de asalto, también conocidas como bastidas, eran enormes construcciones de madera con ruedas para desplazarlas y acercarlas a las murallas de un castillo. Su altura debía ser mayor que la de la muralla a atacar y tenían un puente levadizo que caía uniendo la torre con el lienzo del castillo y facilitando el asalto.

Debido a su tamaño, eran muy complicadas de desplazar, por lo que solían ser construidas una vez establecido el asedio a un castillo. Para ello era vital que hubiera madera en el entorno y debían protegerse durante su construcción. Una vez montadas eran temibles, pero antes no eran más que “unas pocas maderas”, por lo que una antorcha de un traidor o de un enemigo hábil, podía acabar con la bastida.

Más de 30 metros de altura en algunos casos y en su interior varios pisos se comunicaban con escaleras para permitir a los soldados ascender hasta la parte superior. En un asedio al castillo de Kenilworth, se construyó una bastida tan grande que se alojaron para el ataque 11 catapultas y unos 200 arqueros en su interior. Todo un edificio de ataque móvil.

Las antiguas siete maravillas del mundo

Las siete maravillas de la antigüedad

Hace poco tiempo se rehízo esta lista, buscando las siete maravillas del “mundo moderno”. Nosotros nos quedaremos con las clásicas, las siete maravillas del mundo antiguo. El listado es el siguiente: Leer más de esta entrada