Los taxis que evitaron la derrota de Francia

https://i1.wp.com/www.cheminsdememoire.gouv.fr/image/Est/Marne143BataillePhotoShatXL.jpg

Momento de la Batalla del Marne

Corrían los primeros meses de la Primera Guerra Mundial, hacia septiembre del 1914, y el ejército alemán avanzaba rápidamente por el territorio francés, y se encontraba a sólo 40km. de París, que se había convertido en un fortín a la espera de las tropas germanas.

Renault 8CV Taxi Marné
Uno de los taxis

El 5 de septiembre, ambos ejércitos se encontraron en las riberas del Marne, a sólo 30km. de la capital, pero la encarnizada lucha acabó con una victoria alemana. El entonces encargado de la defensa, Joseph Galliéni, recurrió a llamar todos los taxis de la capital para el transporte de las tropas hasta el frente.

En aquella época no existían medios de transporte militar, así que aquellos soldados a bordo de más de 1000 Renault 8CV (luego renombrados Renault Marne en honor a la batalla) protagonizaban la primera operación de infantería motorizada de la historia. Aquellos automóviles eran los primeros que usaban taxímetro que contaba tiempo y distancia, creados en 1906, con 2 cilindros y 9 caballos de potencia (y no 8).

https://i2.wp.com/quhist.com/wp-content/uploads/2010/03/taxis-del-marne.gif

Taxis transportando a los soldados

Louis Renault fue así considerado un héroe nacional al acabar la guerra, pero los verdaderos merecedores de este título fueron los miembros de la Brigada de Taxis de Marne, que salvaron un país de la derrota.

Anuncios

La guerra de los eBooks. El principio del “Todo Gratis”

Muy inocentes son aquellos que confunden calidad con precio, ye entre ellos está la editorial Macmillan.

Todo empezó hace unos días, cuando el viernes pasado se desencadenó el principio de la Guerra de los eBooks, cuando Amazon eliminó de su tienda los libros de la editorial Macmillan. ¿Qué pasó? Bien, Amazon llevaba un tiempo manteniendo una discusión con la editorial de best-sellers Macmillan por las condiciones de venta de sus e-books: Amazon insistía en que el precio debía ser de $9,99 en todos los best-sellers, pero Macmillan forzó las discusiones para conseguir poder poner un precio entre los $12,99 y los $14,99, casi el precio del libro impreso (argumentando que eran novelas de mucha calidad, y estaban cometiendo el error de pensar que calidad y precio van juntos). Así que Amazon quitó los libros.

Pero contrariamente a lo que algunos puedan pensar, la reputación de Amazon no empeora, la que empeora es la de Macmillan. Como dijo Antonio Machado: “Todo necio confunde valor con precio”.

Y Macmillan sólo es la primera víctima de la guerra de editoriales, que quieren que se venda al mismo precio. Lo que no comprenden es que si el libro es digital no necesitan cajas, ni impresión, ni papel, ni transporte, ni encuadernación… Lo que a su vez puede producir más paro al no necesitarse personas para estos trabajos. Leer más de esta entrada