Mucha ayuda para Haití, y en Yemen se mueren de sed

En Haití el agua se regala

Oh, los haitianos, pobrecitos, que pena me dan… Que pena que no tenga ganas de enviar ayuda ahora mismo…

La verdad es que da caguera que una ciudad civilizada sufra un desastre natural y de repente el aeropuerto está colapsado de ayuda, cuando en muchos otros sitios no tan civilizados (no quiero decir que sean animales) se mueren de hambre cada día. Ya lo sabías. Pero como se ha convertido en una costumbre a la gente no le importa nada de eso. Si en Manhattan hubiese un terremoto de grado 6 y a la vez hubiese uno de grado 10 en Suráfrica, ¿adónde irían todas las ayudas? Déjame adivinar, a Nueva York. Y los surafricanos, que se jodan, ¿no? Pues esa es la triste realidad.

¿Sabías que un humano dispone de media de 2500 metros cúbicos  de agua para todo el año? Pues bien, resulta que en Yemen se tienen que conformar con unos escasos 125 metros cúbicos. Y nadie hace nada. Pero sigue llegando estúpida ayuda a Haití, más y más ayuda. Eso ha sido mala suerte, se encontraban en el lugar equivocado y en el momento equivocado.

¿Y qué?, ¡si ese agua basta para beber! Sí, puede servir para beber y algo más, pero al final de un ciclo no da ni para beber:

En Yemen hay que apañarse como se pueda

Los yemeníes se gastan unos ocho euros al mes para llenar el depósito (y consumen uno dos depósitos al mes). ¿Y? Muy poco, ¿no? Para ti puede, pero para los yemeníes puede suponer un considerable gasto del 20-60 % de su sueldo mensual. ¿Y cuál es el ciclo?

Bien. Supongamos que eres un yemení. Un año hay 1 nosequé de agua. Bien, tu pagas una parte del nosequé, bebes y riegas tu cosecha. Al año siguiente, hay 0,8 nosequés. Bien, tu pagas la misma parte del nosequé y te gastas un 20% más que antes porque se ha vuelto más caro al haber menos. Eso significa que te queda menos dinero. Al año siguiente, hay 0,5 nosequés de agua. Entonces decides comprar un poco menos porque no puedes pagar tanto como la otra vez. Entonces tienes menos agua para regar, lo que significa menos cultivos y menos dinero todavía. Al año siguiente hay 0,3 nosequés. El agua está muy cara, así que compras todavía menos que el año pasado, y ganas menos también porque tus cultivos se secan. Al año siguiente, menos; al otro, menos; y al otro, te mueres de sed.

Pero no, en Haití no es así. Si vives en un país en desarrollo y se te cae la casa encima, por muy pobre que seas empieza a llegarte comida y agua e incluso lo puedes robar todo de un supermercado. Pero en Yemen no, no hay supermercados. Son tan escasos como el agua.

Anuncios

3 Responses to Mucha ayuda para Haití, y en Yemen se mueren de sed

  1. Axel says:

    Hola mucho gusto encontrar algo asi entre un mar de ignorancia. Saludos

  2. Yoel says:

    Bueno lo que dice en el escrito de arriba tiene digamos que un 70% de razon, pero en el otro 30% no la tiene. en la mitad en la que si tiene razon es porque, se exedieron en la ayuda, para poder alimentar a loa Haitianos, pero digamos que ellos se buscaron ese terremoto, pues lo unico que hacian bien era invocar a malas energias, por algo dios o el diablo los castigo. en la mitad que no la tiene es que tambien los Yemenies se buscaron sus propias tragedias. quiero informar tambien sobre la situacion en Biafra, esta es una zona de nigeria, aqui la gente muere de hambre y los niños muchas veces mueren al nacer por no tener alimento.

    • Guascast says:

      Malas energas? Lo siento, pero soy ateo

A %d blogueros les gusta esto: