Es posible tener una selva en casa

¿Sabéis? Hace un tiempo que estaba pensando en hacer algo diferente, así que hoy que no estoy muy ocupado os hablaré de cómo es posible tener un zoo sin salir de casa.

Os voy a contar mi experiencia, pues en casa tengo un auténtico zoo.

Leo

Leo

El gato color crema de la foto es Leo, MI gato. Le encanta dormir en los sofás o las camas, aparte de las sillas desde donde vigila a las ardillas. ¿Lo peor? Que no es autosuficiente (en ninguno de los dos sentidos. Ya me entendéis… o no), y tengo que limpiar yo sus residuos nucleares.

En estas fechas le encanta estar lo más cerca del fuego posible, a ver si va a quemarse (ahora recuerdo que una amiga mía tiró su gato al fuego cuando era pequeña… ¬¬); pero en verano lo que más le gusta es estar en la ventana de la cocina, en el hueco que hay entre el cristal i las persianas.

Por cierto: mi gato es muy gastronómico: sólo croquetas o paté de gato (luego os cuento una anécdota sobre el paté de gato). Tu puedes darle todo el pescado que quieras, pero no se va a comer nada. Y con la carne y cualquier otra cosa, igual. Antes moriría de hambre.

Baloo y Puça

El de delante es Baloo y la del fondo, Puça

¿Son lobos? Esa es la pregunta que me hacen los niños pequeños (y lo parecen), pero no lo son. Son Huskys (sí, de esos que tiran de los trineos), pero no os preocupéis, que no pasan mucho calor (se han adaptado). Aunque su instinto sigue vivo. Lo mejor es cojer una bici de cuando tenía cinco años, enganchar una cadena a cada manillar, y que alguien empiece a correr. O imagináis lo que pasa, ¿no? Pues es la ostia, es como ir en trineo pero en seco.

Lo peor es que si te saltan encima, te tumban y empiezan a lamerte (y arañarte) por todo, sobretodo Baloo.

Chip y Chop

Chop comiendo (con monstruo a la derecha)

Chip (la hembra) y Chop (el macho) son mis nuevas ardillas, hermanas muy pequeñas. Ahora hibernan, pero de vez en cuando salen de la caseta a investigar un poco (aunque como veis el gato también investiga) y comer (son unas tragonas), Chop sobretodo. y a Chop le ha dado estos días por pasarse mucho rato en la rueda. Comen nueces, cacahuetes, pipas, zanahoria…

Si queréis ver a Chop haciendo ejercicio, atentos:

Ardilla en la rueda – Flikr

Y esto es todo por hoy, dentro de poco tendréis la segunda parte. Mientras esperáis, podéis participar en el concurso.

Y si os han sabido a poco las fotos, aquí, en mi Flikr, hay más.



Anuncios

2 Responses to Es posible tener una selva en casa

  1. adriano says:

    ¡ooo son to monos esos huskys =3!

    por cierto esta chulo tu blog! saludos ^^

    • Guascast says:

      Gracias!! XD

A %d blogueros les gusta esto: