Armstrong se dejó dos toneladas de basura en la Luna

La recientemente aprobada suspensión de la misión tripulada a la Luna significa que se van a quedar allí las dos toneladas de basura que dejaron los tripulantes del Apollo XI hace 42 años. Los astronautas salieron precipitadamente del satélite, dejándose en la Base de la Tranquilidad trastos que suponían un peso extra para el viaje de vuelta.

Entre los trastos dejados en el basurero espacial había un detector de terremotos lunares, un aparato láser para medir la distancia de la Tierra a la Luna, algunas antenas, un martillo, varios contenedores, bolsas de basura, bolsas con… con… eso, sí, la bandera de los EEUU e incluso brazos de los asientos de la nave.

Muchos objetos estaban llamados a quedarse allí desde el inicio de la misión, pero otros tuvieron que quedarse para dejar sitio a las muestras recogidas.

Y quiero recordar que eso no es nada comparado con las 27000 toneladas de mierda que flota por el espacio, compuesta por cohetes, satélites agotados y trastos varios que flotan sin rumbo fijo.

Y es que los astronautas guarros deberían haber tomado ejemplo del sherpa Appa, que ha subido 19 veces al Everest y ha bajado la basura.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: