¿Es un coche? ¿Es un avión? No, es una trola

Una cabina, un motor y dos alas. ¿Es un coche?

Primero, la clase de teoría: Un Mercedes SLS AMG, gracias a la carga aerodinámica que genera entre su fondo plano y su alerón posterior, debería ser capaz, o al menos estar cerca de conseguir rodar boca abajo sujetando su propia atracción gravitatoria gracias al trabajo del aire sobre sus elementos aerodinámicos.

Súmale a esto el uso de un motor de inyección con cárter seco y tienes un propulsor que también es capaz de funcionar, sin averiarse ni detenerse una posición completamente invertida a la normal.

Y después, mira el vídeo del anuncio para ver el invertido que hace dentro del túnel ¿Te crees que es real?

Personalmente, yo eso sólo lo hago con los HotWheels 😉

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: