¿Se puede frenar un coche con un cañonazo electromagnético?

La respuesta es: sí. Aunque muchos penséis que eso es cosa de películas, se puede, y además hace tiempo que se está trabajando en ello.

Ya en el 2001 Eureka Aerospaca presentó un cañón capaz de anular los sitemas electrónicos de un coche mediante impulsos electromagnético, pero pesaba lo suyo.

Y recientemente la empresa ha anunciado que está ya listo su nuevo cañón, que pesa 25 kg (mucho menos que el otro). La antena mide 1,2 metros y es capaz de desactivar los chips de un coche el moderno a una distancia de 200 metros. Pronto podremos verlo en acción, ya que el CEO ha anunciado que se hará una demostración para la Marina estadounidense el próximo mes.

Aunque creo que si alguien no saben Japón tendrían allí mucho lío (no hay nada que no tenga chips).

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: