Tipos de pedos

Los pedos tienen una realidad, si no corpórea, sí sonora y olfativa. Buscando por ahí, he encontrado varias clases de pedos. Según su sonido y aroma se pueden establecer diversas categorías pediles:

  • Pedo Aguja. Es ése que usa tu colega cuando te despiertas por la noche y le ves en pompa, mete aire en el culo y lo suelta de vez provocando una metralleta, sin olor pero doloroso para el usante y asqueroso para el oyente. Arma de doble filo
  • Pedo Planko. Totalmente imparable e ineludible es producto de el poder que Planko le guarda a El elegido, el mas famoso ocurrio en Hiroshima.
  • Pedo tormentoso. Aquel cuya expulsión se ve precedida de relámpagos y cuyo atronador sonido infunde pavor a quien lo escucha. Puede o no ir acompañado de olores característicos.
  • Pedo Feliz. Aquel pedo que sale del culo directo a la nariz.
  • Pedo incendiario. Aquel que se expele con una temperatura capaz de prender fuego en todo lo que se pone delante. El sujeto que provoca esos pedos suele tener afortunadamente un agujero escamoteable en sus prendas bajas, para poder expulsar esos gases sin sufrir quemaduras. En el siglo XIX inspiró la invención del lanzallamas, arma muy peligrosa hasta para quien la maneja.
  • Pedo musical. El pedo musical como su propio nombre indica tiene una sonoridad armónica y su melodía puede recogerse en un pentagrama. En 1785, en Austria, se fundó una orquesta de pedos musicales, la FurzOrchestren Wien, con algunos de los músicos pediles más reconocidos, al mando del francés Monsieur Gazlacrymogène. Pero tras su primer concierto se les perdió la pista. Exactamente, el salón del palacio en el que se estrenó la primera sinfonía pedológica, se sabe que sufrió una extraña explosión tras lo cual no quedaron ni las paredes de la sala. Se habla de conjura política pero hay quien cree que quizá tuviera que ver con la explosiva naturaleza de esta música, excesivamente novedosa para su época.
  • Pedo mudo. El que no hace ruido pero sí tiene olor. Es un pedo de generación espontánea, pues todo el mundo dice “yo no fui”. Su olor es tan malo que parece que tienes un cuerpo en descomposición dentro.
  • Bufo. Cuando es expulsado realiza un sonido parecido al de soplar a través de una pajita. No tiene por que ser oloroso, pero en el caso de que lo sea se puede adivinar lo que ha comido el individuo.
  • Pedo in crescendo. Pedo cuya intensidad sonora aumenta durante su expulsión. ppppppPPPPPPPFFF…
  • Pedo in diminuendo. Lo contrario al pedo in crescendo PPPPPPppppppppppffffffff…
  • Pedo cuenco. El que haces un pucherito con la mano, te lo echas ahí dentro, cierras la mano y lo tiras en la cara de algún desprevenido.
  • Pedo ráfaga. Sucesión rápida de pedos pequeños que forman uno más grande. Suele ir acompañado de rubor muy evidente en el rostro de quien lo echa, porque no puede disimularlo.
  • Pedo inodoro. Contrariamente a lo que se suele pensar, no es el que se expulsa en el WC, sino el que no huele. Se cree que este tipo de pedos son una leyenda, aunque todo el mundo asegura echar pedos sólo de ese tipo.
  • Pedo anti-romántico. El que la pareja echa en la cama durante el acto amoroso.
  • Pedo de mano. El pedo que se hace con las manos. En realidad el mecanismo es el mismo solo que en este caso las manos hacen la labor de paredes rectales. Existen las variantesde sobacode boca.
  • Pedo imán del mismo polo. Aquel cuyos efluvios genera repulsión en un radio de varios metros.
  • Pedo ahogado. Un pedo que se tira sentado o tumbado.
  • Pedo cagado. Un pedo que es el resultado del momento apretón y que solo sale al estar sobre el WC.
  • Pedo con regalito inesperado. Es el típico pedo jugoso, ese que cuando estás en la calle te complica el día y tienes que ir corriendo al primer baño que se te cruce para limpiarte.
  • Pedo flauta dulce. Pedo muy sonoro, pero con aire de pitido. Muy desagrable.
  • Pedo de la silla. Es el típico que te tiras en clase, o cuando estás jugando a las cartas con los amigos. Te deja una burbuja alrededor del culo. Cuando te levantas de la silla, mama mía…!
  • Pedo sincero. Pedo que quien lo expulsa confiesa haberlo hecho.
  • Pedo sincero 2. Pedo que quien lo expulsa confiesa haberlo hecho, pero tomándoselo a broma.
  • Pedo repetición. Aquel que se repite con la misma intensidad y entonación un mínimo de cinco veces.
  • Pedo en cadena. Un pedo después de otro pedo, pero de otra persona.
  • Pedo huevo Kinder. Es como los bebés, trae un pan bajo el brazo, nunca viaja solo y huele muy mal. Vamos, el que viene con sorpresa. Es decir, que te cagas encima.
  • Pedo de dedo. El que se hace con un dedo.
  • Pedo diarreico. Insonoro, pero por su olor a carne fermentada indica que quien lo expulsa está mal del estómago.
  • Pedo mochilero. Aquel que te sigue a todas partes.
  • Pedo bocina. Pedo instantáneo y sonoro.
  • Pedo Ninja (También denominado Pedo Solid Snake). Silencioso y mortal. Perfecto para infiltraciones.
  • Pedo Nogal. Mucho ruido y pocas nueces.
  • Pedo vengativo. Aquel que uno aguanta con intensidad y que, cuando el individuo puede desahogarse sin interrupciones, escapa de su prisión retumbando con un claro “crack” (sonido típico de rotura anal) dando palmas las nalgas.
  • Pedo 360º. Es un pedo con un giro rotundo de 360º, desagradable, oloro, sonoro pero siempre es defensivo y puedes decir “tu! te quiero al radio de mi pedo.
  • Pedo dudoso. Es el que te tiras sentado viciandote al ordenador y dudas de si surgira por alante o por atras. Lo que nunca dudas es que olera ya que su origen suele ser comida basura, chocolate o qualquier tipo de patata frita.
  • Pedo en clase. Es sigiloso pero siempre va acompañado de estás palabras del creador: Alguien se ha tirado un pedo? … Siempre igual, te hemos pillado artemaniaco!.
  • Pedo mascletà. Minutos de estruendo que provocan algarabía general.
  • Pedo famoso. Pedo silencioso tras el cual el dueño mira a alguien que ya le teme en la misma sala y tan solo dice “Carlos, abre la ventana” Y entre los gritos de desesperación y espasmos agónicos el susodicho abre la ventana
  • Pedo burbuja. Es aquel cuya expulsión da lugar en la bañera (O algun otro recipiente acuatico, por ejemplo, piscina). Este pedo, al salir, produce unas burbujitas cosquilleantes que suben a la superficie, su sonido es similar al de soplar con una pajita en un baso de zumo.
  • Pedo nervioso. Se caracteriza por ser casi mudo y casi venenoso. Es aquel que suele oirse en reuniones con el jefe donde el paro está proximo, en concentraciones cultas de vecinos…, este solo puede ser desprendido analmente una vez en la vida, solo los grandes artistas pueden desprenderlos a placer, algunos ejemplos son: dejuana (¿Como os pensais que se quedo tan seco sin que nadie lo oyera?) y Dios que a base de propulsiones a gran velocidad de este tipo de pedos, es capaz de pegar tan fuerte y dar esas patadas giratorias tan nefastas para el cuerpo humano (¿porque os pensabais que despues de pegar esa patada giratoria, los malos se quedan ko?, porque al darles la espalda, siempre se le escapa el último pedo y acaba por matar a sus enemigos).
  • Pedo misil dirigido. Es aquel cuyo dueño tiene la habilidad para conducir la ventosidad hacia un punto geográfico determinado, apuntando con el trasero y ayudándose de aleteos de las manos para que solo huela en dicho punto. Por descontado ha de ser silencioso y de olor potente. Muy útil para fastidiar al que te caiga mal de tu clase u oficina.
  • Pedo Cazuelo. Dícese de la acumulación de gases utilizada habitualmente, que consiste en estirar tu mano al ano y recoger la ventosidad en forma de cuchara o cazuelo para darle a oler al contrincante u enemigo.
  • Pedo vaginal. Es aquel que ocurre cuando se hace el acto sexual: el aire entra en la vagina con el mete-saca. Otra manera de conseguir un pedo vaginal es aquélla que sólo algunas chicas son capaces de hacer. Para conseguir un pedo vaginal artificial la mujer ha de tumbarse y levantar las piernas de manera que la vagina se llene de aire. Una vez llena, apretar la barriga para que el aire salga estrepitosamente. La última versión de este pedo es el pedo vaginal acuático: sucede cuando depués de estar en la bañera te levantas y toda el agua acumulada en el interior de la vagina sale dando la impresión de que estás meando. Pero repito, este pedo sólo lo pueden conseguir algunas mujeres.
  • Pedo Público. Dícese de aquel que cuando se “expulsa”, las nalgas del culo tocan las palmas, cual público de ópera al ver su obra. Normalmente, sólo personas obesas pueden realizarlo.
  • Pedo invernal. El que te echas en la cama bajo mantas y edredones, y cuando adormilado te has olvidado de él y te das media vuelta, te lo tragas enterito.
  • Pedo del dragón. Es una simbiosis entre un llama y un pedo, el modus operandi es simple, la lama (de un mechero normalmente) se coloca en las proximidades del orificio anal, y el probe pedito sale de su casa y ¡pum! termina en una gran llamarada, conocida por la serie infantil “La llamarada de los gnomos” protagonizada por David
  • Pedo Depredador: Es invisible e inevitable.
  • Pedo caldoso. Aquel que suena como si te lo tirases bajo agua, pero en realidad es el culo el que hace el efecto. Normalmente tiene como contraindicación un palomino en los gallumbos.
  • Pedo Fantasma. Es un pedo dudoso, en la mayoría de los casos es identificado por el solo olor. Por ejemplo al entrar a una casa vacía, entras y nadie hay allí, pero huele a pedo. Pero no hay a quien culpar. Ese es un pedo fantasma.
  • Pedo de sillón. Es aquel al que su efecto sonoro se asemeja al sonido provocado al arrastrar un sillon, normalmente de patas de madera. Este tipo de pedo casi siempre es usado por personas de avanzada edad, y se caracteriza por que cualquier persona por mu dura de oido que sea puede detectarlo facilmente. No huele aunque es perfecto para labrarse una reputación.
  • Pedo en suspensión. Aquel que es expulsado a una distancia minima de 20 centímetros del suelo mediante un salto, debe realizarse en la distancia más alta alcanzada en la suspensión. Ay miles de formas de realizarlo pero la mas conocida es la postura cagón del belén (en el aire con las piernas encogidas). Pocos lo han conseguido, se está experimentando con el y pocas veces se a realizado con éxito, es todo una leyenda.
  • Pedo potagero. Es el resultado de haber comio un potage cargaito de chorizo y vinagre, acompañado de un gazpacho calentito. Caracterizado por holer muchoooo pesteeee.
  • Pedo ninja. No se ve, no se oye, pero se acerca infalible hacia el resto de personas de la habitación
  • Pedo genital. Ese pedo generado por la accion de sufrir una patada en los cataplines. Inmediatamente el dolor sube al estomago y un par de minutos despues termina en un silencioso y aliviador pedo.
  • Momento telepizza. Pedo fabricado en el estomago media hora despues de comerse tres o cuatro trozos de pizza. Genera un olor incomfundible que te hace acordarte de que fue la pizza.
  • Pedo bucal. Dicese de aquellos pedos que al encontrar el camino hacia el ano muy largo.. decicen salir por la boca. (brutalmente conocidos como chanchos, eruptos, cerdos askerosos, mama me pida el pie, etc)
  • Pedo Norris. Pedo unico en el mundo, capaz de destruir un planeta entero, semejante a la explosión de 5 bombas nucleares. No lo intenten en casa o recibiran una misteriosa patada giratoria.
  • Pedo Pato.Un pedo reconocible por su lentitud y su sonido a pato enfermo.
  • Pedo “Worms”.Pedo que sale con sangre que te hace pensar que hay pequeños gusanitos dentro tuyo jugando a ser worms (como en el juego para los lentos)
  • Pedo de la Cone.Producto de un experimento fallado de Porrochimaru.Después de ir de putas con Sasuke, estaba tan en pedo que hizo todo mal y en vez de inyectarselo a un humano, se confundió y se lo inyectó a su conejo preferido. Resultado: creó la Cone, una coneja capaz de tirar super-pedos como medio de ataque.
  • Pedo estornudo. Subespecie de pedo que se atasca en el ano y siempre es expulsado, repentinamente, al mismo tiempo que un estornudo (notese que un estornudo te hace aflojar el culo). Bastante maligno porque suele aparecer cuando estas acompañado (clase, reuniones), ademas de tener un caracteristico sonido en Do mayor que hace que se note mas. Afortunadamente, no huele.
  • Pedo deportivo. Subespecie de pedo que aparece mientras estás haciendo deporte, sus síntomas son bolas de aire en el vientre que te hace incomodo el correr. Su incomodidad hace buscar el WC más cercano. Raramente suele ir acompañado de ganas de echar una meada.
  • Pedo de la risa. Como el nombre lo dice, es el pedo que hay en una situación cuando te estas cagando de la risa y de tanta risa tú tratas de que no salga, pero irremediablemente sale con una presión muy potente. Hay veces que no solo es fuerte, en algunos casos, puedes cagarte encima.
Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: