Como se asaltaba un castillo medieval

Habitualmente, después de un tiempo de asedio a un castillo llegaba el momento del asalto al mismo. Si el asedio no había cumplido el objetivo de rendir el castillo, había que echar mano a las armas de asalto. También es cierto que en ocasiones no había asedio y se pasaba directamente al asalto.  Leer más de esta entrada

Anuncios

Las torres de asalto medievales

Torre de AsaltoLas torres de asalto, también conocidas como bastidas, eran enormes construcciones de madera con ruedas para desplazarlas y acercarlas a las murallas de un castillo. Su altura debía ser mayor que la de la muralla a atacar y tenían un puente levadizo que caía uniendo la torre con el lienzo del castillo y facilitando el asalto.

Debido a su tamaño, eran muy complicadas de desplazar, por lo que solían ser construidas una vez establecido el asedio a un castillo. Para ello era vital que hubiera madera en el entorno y debían protegerse durante su construcción. Una vez montadas eran temibles, pero antes no eran más que “unas pocas maderas”, por lo que una antorcha de un traidor o de un enemigo hábil, podía acabar con la bastida.

Más de 30 metros de altura en algunos casos y en su interior varios pisos se comunicaban con escaleras para permitir a los soldados ascender hasta la parte superior. En un asedio al castillo de Kenilworth, se construyó una bastida tan grande que se alojaron para el ataque 11 catapultas y unos 200 arqueros en su interior. Todo un edificio de ataque móvil.

Las antiguas siete maravillas del mundo

Las siete maravillas de la antigüedad

Hace poco tiempo se rehízo esta lista, buscando las siete maravillas del “mundo moderno”. Nosotros nos quedaremos con las clásicas, las siete maravillas del mundo antiguo. El listado es el siguiente: Leer más de esta entrada

Las caras que puedes hacer con un par de píxeles de Space Invaders

Esta recreación de los Space Invaders es obra del diseñador Logan Walters, que ha optado por recrear el clásico de los 8 bits jugando con los colores para lograr personajes perfectamente identificables sin tocar la forma original.

Ahora quiero que saquen la camiseta.

La que más me gusta es la de Homer Simpson. ¡Esa mola!